Deportes - 30/6/20 - 12:00 AM

'Ñato' Marcel, un ícono del boxeo que cumplió su promesa

'Ñato' Marcel, un ícono del boxeo que cumplió su promesa
Joel Isaac González @GonzalezKmarena

El campeón mundial retirado Ernesto "Ñato" Marcel será recordado como uno de los mejores representantes de la escuela del boxeo nacional. Falleció ayer lunes a la edad de 72 años, luego de sufrir fuertes quebrantos de salud en los últimos años.

Antes de coronarse campeón mundial, Marcel le prometió a su madre, Guillermina Washington (q.e.p.d.), que se retiraría de los ensogados.

Y es que la señora Guillermina sufría mucho cada vez que veía a su hijo subir a un tinglado a combatir, recordó Gloria Raquel Revello, primera esposa de Marcel.

"Fue en calle cuarta Colón cuando él le hizo esa promesa. Él le prometió a su madre que se retiraría una vez se coronara campeón mundial", relató la señora Revello.

Marcel fue poco a poco escalando en el boxeo profesional y tuvo su primera oportunidad de título mundial a los 22 años cuando disputó el título mundial pluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ante el monarca Kuniaki Shibata el 11 de noviembre de 1971, en Japón.

Marcel hizo una gran pelea que a juicio de los entendidos panameños, la ganó el "Ñato". No obstante, los jueces decretaron un injusto empate.

Pero la espera por tener otra oportunidad titular le demoró menos de un año y se dio el 19 de agosto de 1972.

Nuevamente el panameño tuvo que ir a la casa del campeón mundial, en esa ocasión siendo ante el monarca pluma de la AMB, el venezolano Antonio Gómez. El pleito se realizó en Maracay, Venezuela.

Esta vez, Marcel no dejó dudas y aunque hubo un juez que dio un fallo abrupto a favor de Gómez, los otros dos vieron ganar al panameño para que conquistara su primera faja mundial.

El púgil colonense logró realizar cuatro defensas exitosas ante rivales de la talla de Enrique García, Antonio Gómez (revancha), Spider Nemoto y el nicaragüense Alexis Argüello.

Después de la pelea ante Argüello, Marcel cumple la promesa hecha a su madre y aunque hubo buenas ofertas económicas para que siguiera combatiendo, el púgil panameño mantuvo su palabra.

Ernesto "Ñato" Marcel se retiró siendo campeón mundial, un logro que hasta el momento ningún otro panameño ha podido emular.

Otro de los recuerdos que guarda en su memoria la señora Revello fue cuando Marcel enfrentó a Roberto "Mano de Piedra" Durán años antes de coronarse campeones mundiales ambos púgiles.

"Las opiniones estaban divididas, pero Marcel tenía su gente también. Para mí Marcel iba ganando la pelea, pero se dio el nocaut. Yo siempre le digo a Durán que Marcel le iba ganando hasta que conectó ese golpe por el que el árbitro Isaac Herrera detuvo el pleito", recordó.

Después de la pelea, el árbitro Herrera comentó que el motivo por el cual detuvo el encuentro fue porque tenía la convicción de que los dos serían campeones mundiales y no quería que Marcel saliera lastimado.