Insólitas - 24/5/19 - 01:15 PM

Salió a beber con sus amigos y al día siguiente despertó con el pene mutilado

La noche anterior la víctima se había ido a beber con unos conocidos, despertó gritando de dolor y todo ensangrentado, sin sospechar lo que le había ocurrido, hasta unos segundos después cuando visualizó su pene colgado.
El hospital Xiangya, ubicado en Changsha, China, era el único que contaba con el personal de especialistas necesario para reimplantarle el pene a la víctima. Foto: Xiangya Hospital/Weibo
Redacción Web

Un hombre de China, de unos 44 años de edad, que fue identificado solo como Tan (apellido), casi muere desangrado, luego de que tras una tremenda borrachera con Baijiu (vino de arroz), despertó con el pene mutilado (cortado a unos dos centímetros de su base) y solo adherido a su cuerpo por una pequeña porción de su piel.

La víctima, que la noche anterior se había ido a beber con unos conocidos, despertó gritando de dolor y todo ensangrentado, sin sospechar lo que le había ocurrido, hasta unos segundos después cuando visualizó su pene colgando (mutilado).

Al escuchar los gritos sus familiares corrieron a ver qué le ocurría y una vez se enteraron de la situación lo trasladaron al hospital más cercano para que fuera atendido.

La familia tuvo que ir a unos siete hospitales, pero se negaban a atenderlo ya que no contaban con el personal especializado para realizar una intervención de esa naturaleza, hasta que llegaron al hospital Xiangya, ubicado en Changsha, China, en donde fue necesario la participación de un equipo multidisciplinario de cirujanos para reimplantarle el miembro a Tan.

LEE TAMBIÉN: Enorme tiburón blanco ataca bote de pescadores (Video)

Pese a que habían pasado varias horas desde que el pene fue cortado, finalmente 15 horas después del incidente Tan tenía su pene en su lugar.

El doctor Dr. Wu Panfeng, del Departamento de Microcirugía de Mano del hospital Xiangya, indicó que tras siete horas de intervención quirúrgica el personal de varios departamentos se logró con éxito conectar los vasos sanguíneos, el tejido esponjoso y reparar la uretra.

Una semana después de la intervención quirúrgica el pene de la víctima recuperó la irrigación sanguínea, por lo que el doctor Wu espera que en unas dos semanas pueda orinar, además hay gran expectativa para ver si puede recuperar su función sexual.

Un hermano de la víctima indicó que Tan no desea hablar sobre lo ocurrido mientras se encuentre hospitalizado, así como tampoco pretende denunciar al posible agresor o dar a conoce los motivos que desencadenaron en este trágico suceso que casi lo lleva a la castración.

El doctor Dr. Wu Panfeng, del Departamento de Microcirugía de Mano del hospital Xiangya.

Con información de Infobae.com

 

No dejes de Leer