Mundo - 19/4/19 - 12:00 AM

Fervor aprista durante velatorio de Alan García

EFE Lima

Con arengas como "Alan nunca muere, vive con su pueblo", una muchedumbre de simpatizantes del expresidente peruano Alan García hizo cola por horas para velar ayer los restos mortales del líder del aprismo, que se suicidó cuando iba a ser detenido por el caso de corrupción Odebrecht.

Desde primera hora de la mañana, una extensa fila de correligionarios llegados desde diversos puntos de Perú esperó estoicamente bajo el sol para entrar en la Casa del Pueblo, la sede del Partido Aprista Peruano (PAP), donde se ubicó el velatorio del expresidente, que gobernó el país en dos mandatos (1985-1990 y 2006-2011).

El lento avance para entrar al recinto hizo cundir la desesperación entre los apristas, que por momentos llegaron al borde de la histeria colectiva por dar el último adiós a García, lo que generó desmanes que controló la Policía.

Por otro lado, el fiscal José Domingo Pérez ratificó ayer su solicitud de prisión preventiva contra el expresidente peruano Pedro Pablo Kuczynski, por el caso Odebrecht, después de presentar un informe de medicina legal que descarta una enfermedad grave del exmandatario, de 80 años y hospitalizado en Lima.

Durante una audiencia judicial, Pérez insistió en la prisión preventiva de 36 meses para Kuczynski, investigado por presuntos aportes de la empresa brasileña Odebrecht.

No dejes de Leer