Nacional - 27/4/20 - 04:15 PM

Cuarentena y ley seca: las reacciones del organismo a la ausencia de alcohol

Panamá implementó la ley seca como una de las medidas de cuarentena. De acuerdo con especialistas, un grupo de personas podría estar desintoxicando su hígado y otro grupo estaría sufriendo del síndrome de abstinencia de bebidas alcohólicas.
Foto/Ilustrativa/Creado por jcomp/Freepik
Ana Cristina Quinchoa

El coronavirus lo cambió todo. Su llegada a Panamá ha provocado, como en otros países, rutinas alteradas: hemos tenido que cambiar drásticamente nuestro estilo de vida, reemplazar las salidas de fin de semana por pasatiempos en casa y los amantes de las bebidas alcohólicas han tenido que resignarse a no tenerlas.

Esto, porque el país decidió implementar la ley seca como una más de las medidas de cuarentena, a través del Decreto Ejecutivo 507 del 25 de marzo 2020. Ya va más de un mes de la prohibición sobre las bebidas alcohólicas para evitar escenarios de violencia y multitud, de acuerdo con las autoridades, una acción bien vista por algunos y repudiada por otros.

VEA TAMBIÉN: Compras en tiempo de pandemia: pura frustración y estrés (audios)

En medio de las opiniones a favor y en contra algo está ocurriendo: especialistas de la Mayo Clinic han explicado que la prohibición de la venta, consumo y distribución de bebidas alcohólicas puede traer pros y contras en la población, pues un grupo de personas puede estar desintoxicando su hígado y otro puede estar sufriendo de abstinencia de bebidas alcohólicas.

Desintoxicación del hígado

La desintoxicación del hígado no se da de forma natural, siempre se debe consultar a un médico para un asesoramiento, indicó el hepatólogo Hugo E. Vargas, pues en cada individuo la respuesta del cuerpo es distinta, aunque mencionó que la meta principal siempre es la misma: detener el consumo de alcohol y mejorar la calidad de vida.

El tratamiento consiste, según Vargas, principalmente en un programa de desintoxicación, seguido de técnicas para el cambio de comportamiento, uso de manuales de autoayuda, asesoramiento psicológico, medicamentos orales o inyectables, solo si es necesario, y una práctica espiritual.

Estilo de vida

Es una parte fundamental en el tratamiento de la desintoxicación, indicaron los especialistas de Mayo Clinic, pues, cambiar los hábitos y el estilo de vida forman parte de la recuperación como “dejar en claro” al círculo social la suspensión de las bebidas alcohólicas, hacer ejercicios físicos, comer de manera saludable, y reemplazar actividades que implican beber por nuevos pasatiempos.

TE PUEDE INTERESAR: Panameños lidian entre el teletrabajo y las obligaciones del hogar

Cristian Gómez, aunque no es un caso de desintoxicación, es un ejemplo de lo que muchas personas son ahora. Se trata de un joven que antes de la cuarentena se dedicaba a salir todos los fines de semana a las discotecas, ahora, por la ley seca y el confinamiento, ha cambiado su estilo de vida. Gómez, aseguró que ha sido una excelente decisión de las autoridades. Al principio le hacía falta “beberse una cerveza”, confesó, pero con el pasar del tiempo ha descubierto cosas que realmente le gustan, pues ahora rapea, lee y se ejercita en casa.

Síndrome de abstinencia

Sucede cuando el consumo de alcohol ha sido intenso y prolongado, y luego es suspendido o reducido considerablemente, lo cual puede suceder en casos de pandemia. Según el Dr. Vargas, es posible que la crisis que se vive en el país pueda ser causante de una cierta cantidad de casos de síndrome de abstinencia.

De hecho, el trastorno puede ser leve, moderado o grave, de acuerdo al hepatólogo. Algunos signos o síntomas son la sudoración, aceleración del corazón, temblores en las manos, problemas para dormir, náuseas y vómitos, alucinaciones, inquietud y nerviosismo, ansiedad, incluso convulsiones, indica. Los síntomas pueden comenzar rápidamente después de una abstinencia total.

Factores de riesgo

El trastorno de abstinencia se manifiesta con mayor frecuencia entre los 20 y los 40 años de edad, aunque hay veces que se puede presentar a cualquier edad, indican especialistas.

Algunos de los factores pueden ser el consumo excesivo durante un periodo prolongado, comenzar a ingerir bebidas alcohólicas a una edad temprana, depresión o problemas mentales, y factores sociales o culturales.

LEA TAMBIÉN: Padres en cuarentena: a punto del colapso por clases por módulos (audios)

En medio de la cuarentena, algunos han incumplido las reglas por la necesidad o deseo de tomar algo de alcohol y han decidido comprar licor de manera clandestina, sin embargo, han sido llevados ante las autoridades y jueces de paz para ser debidamente sancionados.

Precisamente, la Alianza Transnacional para Combatir el Comercio Ilícito (TRACIT) con sede en Nueva York y creada por integrantes de la industria legal mundial, opinó que el Gobierno panameño debería "revisar" la prohibición del consumo, venta y distribución de bebidas alcohólicas impuesta para hacer frente al coronavirus.

De acuerdo con Esteban Giudici, especialista de la organización TRACIT se han generado nuevas oportunidades para desarrollar actividades comerciales ilícitas, como se aprecia en el sector de las bebidas alcohólicas a raíz de la ley seca.

INTERESANTE: Experto aconseja a Panamá revisar su "errada" ley seca