Nacional - 01/8/20 - 12:00 AM

Guatemala viola todos los derechos a diputados

Guatemala viola todos los derechos a diputados
Luis Miguel Ávila [email protected]

Los órganos jurisdiccionales de Guatemala le violan a los diputados Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli su derecho a la defensa, a un debido proceso y a poder demostrar su inocencia, advirtió su abogado Denis Cuesy.

“Todas las actuaciones que se están dando por parte de los órganos jurisdiccionales en Guatemala, atribuyéndose una jurisdicción que no les corresponde, son un abuso de autoridad, que en su momento deberá de ser dilucidado ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”, dijo el defensor.

“Los tribunales de Guatemala, porque realmente no les puedo llamar tribunales de justicia, han violentado el procedimiento y el derecho de defensa, ya no solo de Ricardo Alberto, sino también de Luis Enrique, ya que estamos a la espera de una audiencia para que a él, a través de un tribunal debidamente conformado, pueda saber los motivos por los cuales lo detuvieron, lo que lo mantiene en una detención provisional”, expresó.

Se están violando derechos a la defensa de una forma “cínica, descarada e inescrupulosa”, puntualizó el jurista defensor.

Estas actuaciones por parte de las autoridades guatemalteca, según Cuesy, van a tener una repercusión ante un órgano jurisdiccional externo, específicamente en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, donde este tema terminará resolviéndose.

“Guatemala ha abusado de su autoridad, realizando actos que no les son propios, sino que lejos de ello, son contrarios a Derecho”, advirtió.

Denis Cuesy reiteró que el Amparo de Garantías presentado por el Ministerio Público de Guatemala contra el Parlacen, es un abuso de autoridad y una muestra del desconocimiento que tienen las autoridades de la ley.

“Digo desconocimiento, porque no se puede presentar un Amparo para que conozca Guatemala acerca de la actuación que tiene un órgano internacional con jurisdicción propia y lo cual solo demuestra una falta de capacidad por parte de las autoridades guatemaltecas, así como un desconocimiento total de la ley y un deseo de cumplir con una obligación de entregar a dos personas a Estados Unidos, sin observar esos derechos de las prerrogativas que Guatemala les reconoció como diputados”, dijo.

“Estoy seguro de que la CIDH cuando conozca de este caso va a condenar fuertemente a Guatemala por los abusos de autoridad cometidos a los hermanos Martinelli”, expresó.