Nacional - 03/6/20 - 02:15 PM

Ser recolector de basura en tiempo de pandemia

Los recolectores han estado siempre expuestos a varios riesgos, pero ¿qué pasa ahora que vivimos una pandemia?
Foto cortesía / Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario.
Foto cortesía / Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario.
Ana Cristina Quinchoa

Desde antes que iniciara la pandemia por COVID-19, los recolectores de basura ya estaban expuestos al peligro: trabajar bajo las inclemencias del tiempo, la manipulación directa con desechos o las posibles caídas, golpes, cortadas o infecciones por la naturaleza de su profesión.

En época de pandemia por coronavirus el riesgo aumenta, por ello, el trabajo de los recolectores de basura ha sido reconocido por la sociedad, llegando a ser catalogados como “héroes” por exponerse al salir a laborar día a día.

Por el panorama, los recolectores deben ser aún más cuidadosos a la hora de recoger una bolsa de basura, pues no se sabe qué tipo de desechos hay dentro. Pueden encontrarse con mascarillas desechables o guantes de látex, los artículos más usados entre la población para evitar la propagación del COVID-19.

Una rutina distinta

Enrique Franco Bellido lleva laborando como recolector de basura hace cuatro años. Está consciente del peligro al que está expuesto al trabajar en el aseo. Un camión de desechos en los que trabaja Bellido puede llevar de 12 a 13 toneladas de basura de la ciudad capital y sus alrededores, las cuales acaban en el relleno sanitario de Cerro Patacón.

Un estudio de análisis sobre Prevención de Riesgos en el Proceso de Recolección de Residuos Sólidos de La Asociación Chilena de Seguridad señala que el 31 % de los casos de los accidentes de los recolectores son causados por materiales o elementos que manipulan, mientras que el 23 % mostró que los vehículos también son parte de las causas y el 12 % por superficies de trabajo o de tránsito.

Como el riesgo es constante, las rutinas ya no son las mismas y las medidas han sido reforzadas, de acuerdo con Bellido.

Cuando llega a su lugar de trabajo, antes de iniciar, una persona designada le toma la temperatura a él y al resto de sus compañeros que le acompañarán en el viaje de recolección. Luego, pasa a lavarse las manos y a colocarse su uniforme para esperar la llegada del camión recolector. Después, su supervisor le indica las rutas para iniciar la jornada del día.

A Bellido no le preocupa seguir trabajando como recolector, pues su vida gira en torno a la limpieza, asegura; lo que obviamente sí lo mantiene inquieto es contagiarse del virus, por eso, ahora toma más medidas de prevención.

Además, como los recolectores no pueden lavarse las manos de manera frecuente porque trabajan con guantes, comenta que trata de hacerlo cada vez que está a su alcance.

‘Armando’ al equipo para evitar contagios

Pedro Castillo es el administrador general de Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD) y recuerda que los riesgos entre los trabajadores recolectores de basura son principalmente las cortadas, porque algunos ciudadanos arrojan vidrios dentro de las bolsas de basura sin forrarlos en periódico y, a pesar de que  los recolectores usan guantes, corren el riesgo de cortarse. Además, pueden tener un resfriado o fiebre por trabajar en un tiempo cambiante (entre sol y lluvia).

Pero Castillo dice que cuando se enteraron de la pandemia en Panamá habilitaron una clínica en la zona de Carrasquilla y entregaron entre los colaboradores un kit de limpieza con gel alcoholado, mascarillas y guantes. También, se le recomendó a todo el personal que pasara periódicamente a las clínicas para una revisión médica.

Debido a la pandemia, Castillo explica que para salvaguardar la vida de muchos empleados que padecen de diabetes, hipertensión o por su edad, se tuvo que tomar la decisión de que se quedaran en sus casas para que no se expongan.

“Hay aproximadamente entre 517 o 520 personas que dejaron de laborar, incluyendo a los recolectores, administrativos y a las ‘hormiguitas’”, revela Castillo.

Apoyo de la población

En el cuidado y protección de los trabajadores del aseo también participa la población, por eso, Castillo pidió a los ciudadanos realizar una correcta disposición de los desechos, por ejemplo, desechar los vidrios forrados en periódico, que las bolsas estén bien cerradas y que se saque la basura antes de que pase el camión, para evitar otras enfermedades generadas por alimañas.

Castillo recomienda también que si los ciudadanos tienen un familiar contagiado de COVID-19 en sus hogares, le rocíen desinfectante a las bolsas de basura antes de sacarlas.