Opinión - 26/5/19 - 12:00 AM

Abucheos como los del Hipódromo Presidente Remón

Por: Julio César Caicedo Mendieta Opinión

Ciertamente los abucheos que se han dado en el Hipódromo Presidente Remón, cada vez que en el se celebra la denominada “Joya Hípica” en honor a presidentes de la República han hecho que la intención originaria haya sufrido una devaluación constante a través del tiempo.

El primer mandatario que recibió esta distinción fue Belisario Porras en 1923 y es el único que no ha sido abucheado por los hípicos, sería quizás porque cumplía su tercer y último mandato y recién habíamos ganado la guerra de Coto, y hecho valer nuestra palabra pagando el alquiler de 500 fusiles última generación Francesa, que nos alquiló Haití.

Miren muchachos nuevos, al abucheo y a la rechifla yo los aplaudo hasta sangrar las manos, dependiendo a quién.

Por ejemplo si anuncian que en la comunidad de Churuquita van a presentar al culicagado de Justin Bieber, tengan la seguridad que allí estaré en primera fila, para castigar sus malos ejemplos a la juventud y creo que lo haría sentir peor que cuando lo contrataron en Toronto, Canada, para que cantara y bailara al finalizar el primer tiempo de la Copa Grey.

Otro a quién le ensordecería los oídos fuera a Luis Miguel, con tal que me lo trajeran a cantar en el precioso pueblo de Loma Bonita de la Pintada., pueblo hermoso de Raquelita Castillo.

Ahora bien, el abucheo en Panamá no es castigado. Cosa contraria en Cuba, Venezuela y Nicaragua en donde hay que amar a los tiranos de todas maneras.

Aquí los presidentes en la mayoría de los casos asumen el mal rato de las porras con mucho estoicismo, se parecen al último gobernador de Jalisco, que siempre aplaudió ante los constantes agravios de esa naturaleza, porque sabía que eran preparados por sus enemigos políticos. Y decía a los medios: 100 aplausos por cada abucheo.

Miren, ser Presidente de la República de Panamá es un gran honor y eso se respeta. ¡Panamá no es una tribu de borrachos! ¿Levanten la mano los que quisieran ser presidentes de la República de Panamá, por una quincena al menos?

Entonces, miren lo que hemos provocado, que ningún presidente quiere ir a la celebración de la Joya Hípica y sin embargo nadie le grita absolutamente nada a algunos diputados, representantes y políticos que acuden, nadie dice aquí huele a rata.

No dejes de Leer