Opinión - 29/7/20 - 11:45 PM

Desabastecimiento de cebolla y prácticas de actividades ilegales

Es deplorable las actividades ilegales de contrabando, reempaque de cebolla y evasión fiscal que realizan comerciantes de Merca Panamá en complicidad con algunos agricultores inescrupulosos.
Desabastecimiento de cebolla y prácticas de actividades ilegales
Arturo Garrido Alexandrópulos Productor independiente
Los agricultores panameños prometimos para el 2020 producir una cantidad de cebolla, la cual cumplimos y nos sobrepasamos.
En otras palabras durante cinco (5) meses, los agricultores de tierras bajas y altas suplimos a los consumidores, abasteciendo los mercados, con cebolla nacional tanto de tierras altas como tierras bajas.
Durante estos cinco (5) meses los precios fueron accesibles a los consumidores y los intermediarios estaban satisfechos con las ganancias. Muchos de los intermediarios de cebolla nacional son importadores de cebolla extranjera.
En los cinco meses que los agricultores abastecieron los mercados con cebolla nacional los intermediarios de cebolla nacional que son importadores de cebolla extranjera no realizaron importaciones de cebolla por razones propias de cada uno y no tiene que ver con ninguna restricción.

Es más durante todo el año los importadores están en libertad de importar las cantidades que requieran de cebolla siempre y cuando cumplan los requisitos fitosanitarios de la DirecciOn Nacional de Sanidad Vegetal del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) y los requisitos de la Autoridad Panamefia de Seguridad de Alimentos (AUPSA).
Es deplorable las actividades ilegales de contrabando, reempaque de cebolla y evasión fiscal que realizan comerciantes de Merca Panamá en complicidad con algunos agricultores inescrupulosos.
Aunado a lo anterior es preocupante que informadores de la radio, televisión y redes sociales, diseminen desinformacion acerca del desabastecimiento de cebolla, y fundamenten las desinformaciones en entrevistas que realizan a los mismos comerciantes de Merca Panama antes mencionados y sus coparticipes agricultores inescrupulosos.

Los importadores al salir a buscar cebolla en los mercados internacionales encontraron escasez de cebolla y la que hay, está a precios más cara de lo acostumbrado disminuyendo la exagerada rentabilidad que dichos señores están acostumbrados a recibir en el negocio de cebolla.
Con la finalidad de aumentar su rentabilidad los importadores provocaron un desabastecimiento para forzar at gobierno a no cobrarles impuesto de introducción de la cebolla y lograr ganancias en tiempos de pandemia a costilla del hambre de los consumidores.
El gobierno debe actuar y no exonerar a importadores las importaciones de cebolla que no autorice la Cadena Agroalimentaria de Papa y Cebolla y evitar que lucren sin justificaciOn alguna y en momentos de pandemia a costa de los consumidores.