Opinión - 25/11/19 - 12:00 AM

Gracia

Catedrático

Muchos panameños quedamos asombrados cuando un joven sin ninguna razón, le dio una patada en la cabeza a una persona mayor. Supimos de la agresión porque fue filmada por un amigo y transmitida en las redes sociales. Fue identificado el maldoso, pero como era menor fue tratado con "guantes de seda". No supe si tuvo algún castigo por su acto, que pudo causarle la muerte al anciano. Algunos comentaron que fue una "gracia" que hizo el muchacho… Algo parecido ocurrió con otro jovencito que le rompió un huevo en la cabeza a una dama. Luego, pudimos ver el horroroso espectáculo del lanzamiento de un gatito desde una altura, que lo mató.

Ahora hemos sido conmovidos por la "gracia" de un joven de 19 años (adulto). Quería "taquillar" en las redes sociales. Inventó que tocándoles las posaderas a unas damas, lo pondría en el foco de la atención de las redes sociales. Estos son unos pocos ejemplos del relajo social y psicológico que tienen ciertos jóvenes. Buscan llamar la atención, hacerse "famosos" por unos instantes en las redes. Tal vez aprendieron de aquella joven que mostraba los pechos desnudos como una "gracia". Dicen que hasta le harán una película (¿?).

Siempre ha habido un grado de relajamiento en pequeños sectores de jóvenes, que buscan notoriedad entre sus grupos. Pero ahora se conocen porque las redes sociales multiplican las imágenes por miles, en segundo. ¿Qué está pasando? Respecto a los maltratos a las personas de edad, desde hace más de veinte años se nota en la sociedad panameña una falta de respeto a los mayores. En parte se debe a que los niños se sienten "empoderados", al existir leyes que impiden que los padres impongan su autoridad en forma enérgica. Claro que criticamos el abuso y la violencia contra niños y adolescentes. Pero se ha dado una distorsión de los propósitos, y esto ha degenerado en la pérdida del valor respeto a la autoridad y los mayores.

Aplicando medidas de corrección podrán hacer desistir a algunos, pero no a todos. Si un pelao sabe que patear a un viejo hará que pase dos años limpiando servicios en los Asilos, tal vez no lo haga. Hay que hacer que toda la sociedad participe, especialmente los que reciben estas "gracias" a todo color y con sonidos. Ellos tienen algún grado de responsabilidad, por estimular esas conductas negativas. Habrá algunos que tienen situaciones psicológicas que merezcan ser tratados por especialistas. No hay que tomar lo mencionado como una broma de juventud. Pueden ocurrir tragedias que luego lamentaremos. No le echen la culpa a los celulares. La máquina es manejada por seres humanos. ¿Esos "graciosos" serán nuestros gobernantes del mañana? (¡Qué vaina!)...

No dejes de Leer