Opinión - 23/3/20 - 12:00 AM

Pandemias

Por: Milcíades Ortiz Catedrático

La primera vez que vi a una persona afectada por una epidemia, fue en los años cincuenta del siglo pasado. Era un joven de secundaria y un compañero tenía un hermanito que sufría de Poliomielitis. Todavía recuerdo la impresión que me causó ver al niño arrastrándose por el piso, porque la enfermedad afectó sus músculos. Años antes escuché comentarios sobre el Paludismo, dolencia causada por un pequeño mosquito. Con el tiempo por Panamá han circulado el Dengue, la Influenza, el H1N1 y otras, mientras que en el mundo, aparecen nuevas Pandemias.

Al descubrirse remedios para estos males, con el tiempo se van olvidando los

daños que causaron a la humanidad. Si usted revisa la historia de hace cientos de años, notará que cada cierto tiempo aparecen pestes que causaron la muerte de millones de personas, y que ahora son sólo recuerdos.

Con el Coronavirus sucederá algo parecido cuando se logre controlarlo. Mientras

esperamos una vacuna o remedios efectivos, los panameños tenemos que adaptarnos a situaciones socioeconómicas y políticas que no conocíamos en los últimos cien años. Ahora con mejores comunicaciones, comprendemos bien los efectos negativos que causa esta pandemia en el mundo y en Panamá. Llama la atención que en una época moderna, en que estamos pensando en viajar al planeta Marte, la humanidad se siente atemorizada por un pequeño virus. Esto demuestra que a pesar de toda la riqueza y el modernismo, que el hombre pisó la Luna, todavía somos frágiles ante la naturaleza. Algunos pensaran que es un mensaje divino para que la humanidad recapacite y sea mejor.

En Panamá estamos cumpliendo en términos generales las recomendaciones sanitarias, sociales y económicas aunque sean duras. Esperamos seguir así y no llegar a extremos de estallidos sociales, que en nada nos benefician. También anhelamos aquellos aspectos positivos como la solidaridad y sensibilidad comunitaria continúen, luego de terminar la crisis.

La vida nos está dando lecciones para que seamos mejores. Porque como nos muestra la historia, las pandemias pasarán.

No dejes de Leer